Hay pocas alegrías que compensen más que poder palpar el resultado de un trabajo bien hecho. Los frutos positivos del tiempo invertido nos alientan a seguir adelante, con más fuerza, en nuestra tarea.

Una de las acciones que llevamos a cabo desde ‘Mamás en Acción’ es el acompañamiento a niños, a través de clases de apoyo.

Los chavales que viven en la Casa Ronald tienen auténticas dificultades para seguir el ritmo de sus clases porque muchas veces el tratamiento al que deben someterse les impide acudir al colegio con regularidad. Ellos, que son mucho más fuertes de lo que podemos creer, no quieren que esto ocurra, y ponen todo de su parte para acabar el curso como corresponde.

Como os decimos, en muchas ocasiones no es fácil, y allí es donde intervienen las ‘Mamás en Acción’: regalando un poquito de tiempo a estos niños, adaptándonos a sus horarios y sus fuerzas, para que cuando logren recuperarse puedan seguir con su vida normal, sin tener que luchar contra un absentismo escolar impuesto.

clases_ronald

Oriol se ha esforzado muchísimo en las últimas semanas: acompañaba a su hermana porque debía recibir su tratamiento, pero los exámenes estaban a la vuelta de la esquina y había que superarlos.

Como es un campeón de tomo y lomo, hemos sabido, a través de su madre, que las clases que Berta le ha dado en la Casa Ronald han sido muy efectivas.

la foto

Berta, y el resto de ‘Mamás en Acción’, no podemos no puede estar más orgullosas de él. Y es que, como dice el proverbio hindú: “Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más.” 

Enhorabuena, Oriol… ¡y a por los finales!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.  Política de cookies OK