Como ya ha pasado en otras ocasiones, la historia de hoy vale más la pena contarla en primera persona. Por eso le hemos «robado» a una de nuestras voluntarias la actividad que ha compartido en su Facebook, para que conozcáis de primera mano sus sensaciones tras el voluntariado:

IMG-20140609-WA0010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inés es una de nuestras Mamás en Acción. Una más. Una de tantas. Pero el ejemplo que os mostramos hoy: una voluntaria activa, que forma parte del equipo de mujeres que pasa los fines de semana y festivos con los niños con necesidades especiales que residen en uno de los pisos de Mensajeros de la Paz con los que tiene convenio la Generalitat Valenciana.

Junto a su marido, el pasado fin de semana estuvieron en el piso pasando la tarde con los chavales que allí residen, tratando de hacerles un poquito más llevadero el día dibujando con ellos… que no es más que un pretexto para demostrarles que nos importan, que les dedicamos nuestro tiempo y que queremos estar cerca de ellos.

Como veis, los niños disfrutaron mucho. Pero al final quien se sentía en las nubes era Inés. ¡Y es que este voluntariado, que incluye besos y achuchones a mansalva, engancha!

IMG-20140609-WA000 IMG-20140609-WA0009

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.  Política de cookies OK