Loles Sotos

 

 

Soy mamá de dos niños maravillosos, Lola de 6 años y Salvi de 4.

Soy empleada de banca y actualmente me encuentro en período de excedencia por lo que decidí buscar algo en lo que ayudar a los demás.

La vida me había regalado un tiempo maravilloso para cuidar de los míos pero al empezar el peque en el «cole de mayores» disponía de ratitos que decidí invertir en niños que necesitan que les echen una mano… y yo tengo dos!!!!! Así que no me lo pensé y me apunté a Mamás en Acción.

Lo encontré por internet, en una publicación de Facebook y aunque no conocía a nadie ni había escuchado hablar de esta maravillosa organización decidí acercarme a sus oficinas y empezar a formar parte de este «mundillo»… ¡y a qué buena hora! La experiencia no puede ser mejor. Aunque suene tópico recibes muuucho más de lo que das y sobretodo le das más valor a las pequeñas cosas cotidianas que son las que día a día te hacen crecer por dentro.

¡Mis hijos han acogido a «mis niños del hospital» con un cariño tremendo! El peque todavía no se da mucha cuenta pero la niña que es muy curiosa y espabilada me hace un montón de preguntas, se sabe sus nombres y edades y me pregunta cómo son para luego dibujarlos. Creo que el ejemplo es la mejor forma de educar y si yo ayudo a los demás, ellos ayudarán a los demás y así, entre todos, haremos un mundo mejor.

He hablado a mucha gente de Mamás en Acción e incluso alguien hay ya apuntado por mi recomendación y a quien se lo esté pensando… ¡adelante! Es una experiencia única, maravillosa y con niños encantadores de los que se aprende muchísimo. ¿Qué más se puede pedir?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.  Política de cookies OK